VOLVER A LOS TOMOS
..............................................................................................................................................................
 

ENRIQUE NOBOA ARIZAGA
POETA.- Nació en la población de Cañar, Provincia de ese nombre, el 22 de Enero de 1.921 y fue bautizado con los nombres de José Enrique, pero desde pequeño como era corpulento su padre le decía solamente Oso, apodo que conservó entre sus amigos. Hijo legítimo del Teniente Enrique Noboa Requejo, nacido en la hacienda Cicalpa Grande, abanderado de los reservistas en 1910, revolucionario de Carlos Concha en 1914 en Esmeraldas, desterrado a Lima por el General Leonidas Plaza en 1916. Allí ingresó a la masonería y regresó al Ecuador en 1918. Un año después entró al ejército y fue abanderado del batallón Guayas acantonado en Cañar, entonces enfermó grave y fue atendido por la joven Josefa Arízaga Bermúdez a quien acababa de conocer y casaron al año siguiente. Con Luis Roberto Chacón Rumbea sacó la revista eventual "La avispa". Su suegro Manuel Belisario Arízaga le hizo salir del ejército. Ya era espiritista. El 28 ejerció la Jefatura Política en Cañar.

El 30 fundó una casa comercial y de representaciones en Cuenca donde instaló a los suyos. El 35 con bastante dinero, se sintió cardíaco y viajó a curarse a Guayaquil pero falleció en enero del 36, habiendo acrecentado los bienes de su esposa. Era rígido, enérgico y fuerte, pero justo y de gran ternura, por eso sus hijos le recuerdan con amor.

Enrique fue el mayor, estudió parte de la primaria donde los Hermanos Cristianos de Cañar y parte en la escuelita fiscal Simón Bolívar. Por el fanatismo de la época les gritaban Masones a la salida.

Altísimo para su edad, parecía mayor por flaco y revoltoso, de suerte que su padre le envió al internado del Padre Miguel Castro en Cuenca, quien daba casa y comida, controlaba los deberes y lecciones aunque cada uno de sus pupilos tenía libertad para estudiar en diferentes sitios. Fue matriculado en el Beningno Malo y al morir su padre sufrió mucho y perdió el cuarto año.

Su madre le trasladó al San Felipe Neri de los jesuitas de Riobamba y allí hizo amistad con Eudófílo Costales Samaniego quien le refirió que por un poema había sido premiado, motivándole a escribir. Entonces compuso uno a la Virgen Dolorosa que salió muy bueno y empezó a tener conciencia de que era poeta.

En 1940 regresó al Benigno Malo. Medía l,84 mts. Con Paco Estrella Carrión fundó la revista "Antorcha" y concurrió al I Congreso de Estudiantes de Educación Secundaria celebrado en el Vicente Rocafuerte de Guayaquil, con Galo Rene Pérez y Galo Recalde de la revista del Colegio Mejía transformada después en el periódico estudiantil "Surcos". Por Guayaquil los editores del periódico estudiantil "Nosotros".

El 41 se graduó de Bachiller, ingresó a la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Cuenca, contrajo matrimonio con Eunice Chacón Espinosa hija del íntimo amigo de su padre, fue designado profesor fundador del Colegio Municipal José Peralta y tuvo a cargo la cátedra de Literatura. El 44 nació su hijo Gabriel Enrique, hoy en los Estados Unidos, para quien escribió la bellísima "Canción del hijo esperado".

El 42 había conocido el exterminio de la población minera de Lidice por los nazis en desquite por el asesinato del Protector de Bohemia y Moravia. Inspirado en dicha masacre escribió "Epopeya del pueblo mártir" ganó la Medalla de Oro en los Juegos Florales de la U. Central, con tres cantos a Lidice que Hernán Rodríguez Gástelo los ha calificado de caudalosos cantos con metáfora altisonante y erótica, demostrativa de que su autor era un poeta más brillante de facilidad que de novedades significativas o arduas empresas roturadoras y que editados en Cuenca en 1.944 le dieron justa fama, situándole como una de las voces nuevas más prometedoras del país y hasta fueron traducidos al inglés, ruso, alemán, francés y checo el 45 después de la Guerra.

A principios del 44 viajó a Quito. Prosiguió sus estudios de Jurisprudencia y en casa de uno primos comunes conoció a la notable recitadora Anunciata Caputti Campodónico de solo catorce años de edad. Fue amor a primera vista pero como los familiares de ella se opusieron al noviazgo, la dejó pasar.

Una tarde le llevaron al Murcielagario que funcionaba en un sótano de la calle de la Ronda y al que se bajaba por una puerta camuflada en el piso, fue presentado al gran poeta Remigio Romero y Cordero y a Antonio Alomía Larrea, a quien cayó en gracia porque al poco tiempo le hizo Amanuense de una Comisaría Nacional.

La presentación fue en broma, como poeta-boxeador, pero como Romero y Cordero estaba con tragos no oyó lo de poeta y cuando Noboa comenzó a recitar la "Elegía de Gardel" Romero y Cordero se indignó y le lanzó un trompón diciendo "No permito que un boxeador profane mis versos”. Explicado el error se amoscó y pidiendo disculpas y admirándose de la juventud de Noboa le preguntó ¿Será posible que Ud., sea el autor de los Cantos a Lydice? Y quedaron de íntimos amigos, intercambiando versos, recitaciones y tragos.

En Junio fue Secretario de la Gobernación del Azuay por influencia de Carlos Cueva Tamariz y desde allí lo sacó Luis Cobos Moscoso para la Secretaría Provincial de Educación del Azuay.

En Agosto del 45 se presentó con varios jóvenes poetas a la recién fundada Casa de la Cultura Ecuatoriana. Benjamín Carrión les recibió bien, designándolos para las secretarías de las secciones como Miembros adjuntos de la institución. Noboa fue de Literatura.

Por esa fecha Galo Rene Pérez y Galo Recalde sacaron la revista de poesía y literatura "Madrugada" en la que colaboraban Noboa y Jorge Crespo Toral por Cuenca, Miguel Augusto Egas Orellana, Tomás Pantaleón, Cristóbal Garcés Larrea, Rafael Díaz Icaza, Víctor Ramos Bravo y Maruja Echeverría por Guayaquil, luego se sumarían César Dávila Andrade. Efraín Jara Idrovo, Eugenio Moreno Heredia, Jacinto Cordero Espinosa, Teodoro Vanegas Andrade por Cuenca, Eduardo Ledesma por Loja, Jorge Enrique Adoum por Quito y otros más que no recuerda. La revista salió hasta el número cinco y murió, sin embargo Alejandro Carrión Aguirre, Jefe de la Editorial de la Casa de la Cultura, en 1947 resolvió publicar una colección de cuadernos individuales de poesía con ese nombre, originándose la llamada Generación Madrugada.

El primer número correspondió a “Oda al Arquitecto y Canto a Teresita" de César Dávila Andrade, el segundo a "Poemas de Octubre" de Galo Rene Pérez - de discutible valor por lo que ese autor no ha vuelto a escribir poesías y ha hecho bien - el tercero a "Órbita de la pupila iluminada" de Noboa Arízaga, saludado alborozamente como una obra consagratoria.

Hernán Rodríguez Castelo ha dicho: Voz caudalosa que se manifiesta en el verso ancho y de frecuente encabalgamiento, cuando no de esquema francamente periódico y ese aliento se interioriza. La Metáfora, herramienta casi total de uso insistente, verso por verso, cobra nueva hondura y la síntesis de emoción y juego imaginativo o mejor la emoción que halla su correlato en imágenes de gran poder significante, logra entre otras una pieza tan bella como la Canción del Hijo esperado.

Noboa Arízaga demostró que su facilidad brillante había dado paso a algo más, menor estructurado. Ese año ejerció la función de Oficial Mayor de la Dirección General de Correos de Quito con S/.800 mensuales de sueldo, por recomendación de Romero y Cordero.

El 48 regresó a Cuenca a proseguir su carrera de estudiante de Jurisprudencia. Estaba separado de su esposa. Vivió en casa de su tía Virginia Silva Bermúdez de Vásquez formando parte del Grupo Elam con Efraín Jara Idrovo, Eugenio Moreno Heredia y Jacinto Cordero Espinosa y en los Cuadernos de Poesía que comenzaron a editar apareció su "Ambito de Amor Eterno" que acababa de obtener el Primer Premio -la rosa de oro y brillantes- en la Fiesta de la Lira. A fines de ese año fue contratado por el Ing. Alfonso Andrade Ochoa para Secretario y Jefe de Personal de la Compañía INCA (Ingenieros Nacionales Constructores Asociados) que había formado con Julio Vinueza Moscoso, Sergio Orejuela y Gabriel Noroña.

En Guayaquil buscó hospedaje en la pensión Gardel de Juan Chico en frente a la Vieja Casona y al poco tiempo reemplazó a Rafael Arízaga Vega como profesor de Literatura del Colegio Municipal nocturno César Borja Lavayen. Martín Arellano Lamota le llevó a la redacción del Diario La Nación y Jacinta Coello al "Instituto Coello" de su propiedad, de suerte que con esos cuatros empleos redondeaba la bonita suma de S/.4.000, más que suficiente para entonces.

En 1949 conoció al líder populista Carlos Guevara Moreno que le afilió a la Concentración de Fuerzas Populares CFP, Partido del Pueblo Ecuatoriano y lo puso en la redacción de la revista política "Comentarios del Momento" que salía semanalmente. Ese año formó parte de la campaña política que llevó al cefepista Rafael Mendoza Avilés a la Alcaldía de Guayaquil.

El 15 de Julio de 1950, día de su santo, fracasó el golpe revolucionario guevarista contra el Presidente Galo Plaza Lasso, porque a última hora se arrepintieron los comprometidos del batallón Guayas. Los principales líderes cefepistas fueron apresados y llevados a la Cárcel Pública Municipal. Noboa Arízaga entre ellos. El Director de la Cárcel Juan Calvo Santistevan, les protegió y atendió con mucha cortesía, pero la prisión duró más de un año.

Entre los detenidos se encontraba gente de valor como Rafael Dillon Valdes, Amalio Puga Pastor, Luis Eduardo Robles Plaza, Rafael Coello Serrano y otros sacados de los mandos medios como Enrique Jairala, Alfonso Trujillo Moulis, Juan Tama Jouvín, Cristóbal Flores Zavala, Braulio Galarza, a) El Burro que recibían viandas de sus domicilios. Noboa Arízaga era invitado diariamente a compartirlas, su ración de la pensión Gardel se la cedía a un preso común que le aseaba la celda. Con tantos banquetazos ganó peso y llegó a las 230 libras cuando salió en Julio del 51 pero estaba desempleado y siguió concurriendo diariamente a la Cárcel a visitar a los que aún quedaban. Sus memorias escritas en prisión se traspapelaron, fue una época de crecientes dificultades, nadie le quería dar una cátedra, llegó a dormir en los parques, pero su enamorada le ayudó y Alejandro Moncayo Alvarado, presidente del Concejo Cantonal de Cañar, lo llevó de vuelta a su pueblo, donde finalmente su madre le encontró mientras en Guayaquil nacía su hija Cecilia, hoy también en los Estados Unidos, en tanto el poeta hacía política en Cañar estructurando la CFP de esa provincia.

En 1952 obtuvo Medalla de Oro en el Concurso Iberoamericano de Poesía en Montevideo, luchó por la candidatura presidencial del Dr. Velasco Ibarra y salió Diputado suplente También ocupó la Dirección Provincial de Educación del Cañar con S/. 1.800 mensuales de sueldo, donde permaneció dos años hasta que cansado de un medio tan estrecho renunció en Octubre del 54 para reanudar sus estudios de Jurisprudencia en Cuenca.

En 1955 fue electo Presidente del Cuarto Curso de la Facultad, de la Asociación Escuela de Derecho y sustentó su grado de Licenciado en Ciencias Sociales, mientras desempeñaba la Secretaría del IV Distrito de Aduanas con S/.2.500.
El 57 ganó el Primer Premio del Concurso de Poesía convocado en la Facultad con "Amor" canto incorporado a su colección "Biografía Atlántida". El 58 se doctoró en Derecho, pasó a Cañar dos meses, llevando una vida de aventuras políticas, bohemia y alcohol- Le pesaba el divorcio y sentía soledad. Entonces ganó el Primer Premio del Festival Nacional de las Letras de la U. de Guayaquil, fue designado Comisario Municipal de Construcción y Ornato por el Alcalde Pedro Menéndez Gilbert y ganó un Accésit en el Concurso Nacional de Poesía del Diario "El Universo" pero a los cuatro meses se suprimió la Comisaría y quedó desempleado. El Dr. César Humberto Palacios Barzallo lo llevó a su estudio. María Eugenia Puig y Zoila Luisa Campodónico de Caputti le presentaron en el Grupo Cultural "Oasis" y para ayudarse económicamente aceptó ser procurador Jurídico del Concejo Cantonal de Paján con S/.2.600.

Un amigo le invitó a proclamar una reina en Jipijapa y allí encontró casualmente a su amigo Eugenio Moreno Heredia, quien le contó que había renunciado como Agente Fiscal del Juzgado de lo Penal de Bahía de Caráquez, para que hablara en la Corte Superior de Justicia de Portoviejo y lo nombraran con el sueldo de S/.3.000.

En septiembre del 60 pasó a Bahía, se hospedó en el Hotel Italia de Agente Fiscal; sin embargo, los hermanos Julio y Raúl Marín Barreiro, Caciques de esa población, disgustados por el enjuiciamiento penal de varios sindicados de abusos, atropellos y hasta crímenes, asaltaron con gente armada el despacho y le pegaron al Juez Mauricio Alava.

De allí en adelante Noboa Arízaga tuvo que armarse para poder transitar por las calles y una noche, residiendo en casa de la familia Maya, soportó el cerco de gente asalariada que le quería asesinar a bala. Así eran esos tiempos de difíciles.

Su hombría le granjeó las simpatías del poder judicial que estaba amilanado en Manabí. El Fiscal General de la Nación le envió un telegrama de felicitación y la Corte Superior de Portoviejo lo ascendió a Agente Fiscal del Juzgado III en esa capital, donde permaneció respetado por todos hasta Diciembre del 61 que pasó a Quito de Agente Fiscal del Juzgado II del Crimen. Su estadía en Manabí no había sido del todo inútil. Se probó a si mismo que era capaz de sostener sus principios de equidad y justicia a riesgo de su vida, sin retroceder ante abusos o amenazas. Sus amigos Cicerón Robles Velásquez, Presidente del Núcleo de Manabí de la CCE y Horacio Hidrovo Peñaherrera, Jefe de Publicaciones, editaron el 61 "Imágenes Cautivas" incorporando sus poemas premiados en el Concurso Nacional del diario El Universo "Odisea por la piedra y el mar" que logró el Tercer Premio el 60 y "Glosario de la Soledad" el Segundo el 61. Esos triunfos habíanle hecho conocido en el país. Era una de las voces jóvenes más importantes y novedosas, más fuertes y sensibles.

El 62 casó en Quito con Fanny Crespo Palacio, nació su hija María Carmen y divorció. El 63 logró el Primer Premio en el Concurso Nacional de Poesía de El Universo con "Diario de la Soledad intempestiva" y en el Concurso de las Frutas y las Flores de Ambato triunfó con "Morada y perfil de la canción frutal", siete sonetos publicados ese año con otros más en la imprenta de Eduardo Borja Illescas. El 64 sacó su Poesía Amatoria en volumen aparte. Entonces hizo una intensa vida cultural con el Grupo "Camino" formado por Juan Viteri Durand, Darío Moreira Velásquez, Atahualpa Martínez Rosero, Guillermo Ríos Andrade y Manuel Zavala Ruiz sesionando en el estudio de Viteri en la calle Cuenca frente a la plaza de la Merced y por las noches en el Café 77 donde se formaban unas bataholas colosales con los Tzánzicos o Reducidores de Cabezas, que estaban en contra de todo tipo de poesía, capitaneados por Ulises Estrella, Euler Granda y el ideólogo Fernando Tinajero Villamar. Los dos "Camino" hicieron recitales, publicaron una Antología cuyo Prólogo, Selección y Notas corrieron a cargo de Noboa Arízaga, pero con el tiempo el grupo se disolvió.

En 1967 renunció de Agente Fiscal y contrajo terceras nupcias con Mercedes Machuca Ibarra, unión estable aunque sin hijos. Benjamín Carrión había salido de la Casa de la Cultura para ocupar la Embajada en México y su reemplazo Luis Verdesoto Salgado le llevó a la Dirección de la Editorial, oportunidad propicia para dar a la luz su más famoso poemario "Biografía Atlántida", del que el mismo crítico HRC, ha dicho: "Poeta tan caudaloso y cordial busca la forma contenida del soneto - que en él no resulta austera con imágenes transidas de grandeza y versos lapidarios hace calas biográicas buscando sustancias y raíces. La geografía, los quehaceres de sus gentes, evocaciones de infancia y de amor, se la dan. Es una recuperación apasionada, ávida, del ayer. Nutrido por el trigo candeal de la dicha y la infancia perdida. En este clima vuelve el poeta a tentar penetraciones en zonas más oscuras, en busca de esas claves de identidad que no bastan a darle las evocaciones de infancia..." Libro de madurez lírica coincidencial con su asentamiento definitivo en la paz matrimonial encontrada.

En 1970 su antiguo amigo y coideario Luis Eduardo Robles Plaza le llevó de Asesor Jurídico del Ministerio de Previsión Social durante la dictadura civil del Dr. Velasco Ibarra. Poco después le encargó de la Subsecretaría y cuando el 71 pasó Robles Plaza al Ministerio de Defensa Nacional, le siguió también como Asesor Político.

El 72 se produjo la dictadura militar del General Guillermo Rodríguez Lara quien nombró al General Vicente Anda Aguirre para Ministro de Educación. Anda conocía a Noboa Arízaga desde cuando ambos trabajaban con Robles Plaza en Defensa y por eso le llamó a su lado de Coordinador General del Ministerio, donde le tuvo hasta su muerte ocurrida en accidente el 75. Su reemplazo el General Guillermo Duran Arcentales le designó para la Dirección de Cultura y Secretario Ejecutivo Nacional del Convenio Andrés Bello, viajando numerosas ocasiones al exterior como representante del país. En 1978 ascendió a Director Ejecutivo del Instituto de Crédito Educativo y Becas y como en Agosto subió a la presidencia Jaime Roldós renuncio en Diciembre.

Mientras tanto, desde el 78 hasta el 79 había presidido también el Consejo de Administración de la Ciespal, organismo adscrito a la UNESCO y estuvo en la sede en París.

En 1980 instaló su estudio profesional con el Dr. Enrique León Palacios y el 81 ocupó la dirección del Museo Municipal de Arte e Historia con S/ .18.000 de sueldo mensual, al lado del Palacio de Gobierno, designado por el Alcalde Alvaro Pérez Intriago.

En Julio del 84, al ascenso del Presidente León Febres-Cordero, aceptó la Subsecretaría del Ministerio de Gobierno al nuevo titular Robles Plaza y juntos trabajaron hasta el 87 que Robles Plaza fue censurado por el Congreso. El Presidente se opuso a su salida y como no podía firmar Robles Plaza porque hubiera sido glosado por la Contraloría, el Presidente dictó un Decreto ejecutivo delegando todas las funciones del Ministerio en el Subsecretario Noboa Arízaga que ofició desde Octubre de ese año hasta Marzo del 88 que se hizo la situación insostenible para Robles Plaza, dado el repudio generalizado del país, renunciado ambos para dar paso a un nuevo Ministro no censurado.

El asunto se prestó a múltiples comentarios por la prensa y a los más subidos epítetos de la oposición, que calificó duramente la actitud de desafío Presidencial.

Jubilado por edad y tiempo de servicio y viviendo en una villa situada en los Jardines del Pichincha evolucionó del lirismo al existencialismo como lo demostró en 1985 en sus dos últimos poemarios cedidos a la Asociación Amigos de la Genealogía que los publicó ese año bajo los títulos de "Las Posadas del Otoño" en la editorial de la Casa de la Cultura y "Del hombre Maravillado" en el Ministerio de Educación.
Mentalmente activo y revisando una novela que pensaba titular "La Mancha" o historia del CFP. Falleció en Quito en los años 90. Extraordinario conversador, un bohemio a carta cabal y espíritu amplio para alentar a los jóvenes valores de la poesía."

Había representado al Ecuador en las Conferencias Generales de la UNESCO en París desde el 72 hasta el 78, fue miembro del Grupo América, de la Sociedad Jurídico Literaria, de la Sociedad de Escritores del Ecuador.

Alto, corpulento, maciso. CANCIÓN DEL HIJO ESPERADO //Desde que el mundo tuvo sus triángulos eternos, / desde que el agua vino de las maderas cósmicas/ a saciar nuestra sed perseguida de siglos; / desde que el hondo aliento musical de la espiga/ tuvo espacios potentes en las arenas húmedas;/ desde allí, tu ya estabas, crecido en la distancia/ de la ciudad ilímite de mi propia palabra.// Desde allí, ya venías, con el fulgor del alba,/ trayendo la semilla de mi sangre en tus manos,/con el cristal del viento dormido en tus preguntas/ y el soplo de la vida en tus pupilas cándidas. //Yo te miré llegar desde mi ancha tiniebla, /te abrí todas las puertas de mis vigilias cálidas, / y en un pozo de ciegos metales olvidados, /prendí todas las lámparas del incendio en tus ojos /Tuve en ti la amplia fiesta de los pámpanos ebrios, /la dimensión del tiempo y el misterio de Dios/ Te di el júbilo intenso de mis mieles y rosas/ y al cabello del ángel yo te llevé a jugar.//

Se le considera un estilista del soneto porque la imagen le es precisa y fulgurante cuando limita el vocablo y cuando se desborda. PRESENCIA. -//Este que veis aquí; hombre y poeta./ dueño de un ancho mar y una goleta/ para surcar las aguas del olvido; /Ese soy yo, cantor de la quimera, /que afincará su playa y su palmera/ en los cuerpos yacentes que ha rendido...//