VOLVER A LOS TOMOS
..............................................................................................................................................................

LUIS FELIX LOPEZ
POLÍTICO Y ESCRITOR.- Nació en Calceta, Manabí, el 25 de Agosto de 1.932 y fueron sus padres legítimos Jacinto Félix Rezabala, dueño de un almacén, piladora, fábrica de hielo, flota de camiones, dos granjas avícolas y Jacinta María López Loor, naturales de Calceta y Junín respestivamente (1) "Mi madre era una mujer bonita y educada, de mucha fuerza interior. Fui su consentido, nos llevábamos bien. Falleció en un accidente de tránsito en 1.990 mientras venía de Manabí con un sobrino. El vehículo fue chocado por un camión".

El mayor de trece hermanos que vivían en la casa familiar de la calle principal de Calceta, donde recibió las primeras letras de la Profesora Santa Rezabala hasta los doce años que pasó al Colegio Eloy Alfaro de Bahía de Caráquez. El 47 viajó interno al San Gabriel de los Jesuítas de Quito y empezó a escribir versos que leía a sus compañeros. El 50 se graduó de Bachiller en Químico- Biológicas e ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad Central. Recibía de su padre una pensión mensual para alimentación y vestuario, vivía en residencias familiares. Los versos de esta época formaron su poemario "El Eco Interminable" aparecido en 1.977 en 70 págs. en la colección Jacinto Collahuaso de la Casa de la Cultura Núcleo de Portoviejo.


(1) Hija del Dr. Manuel López Arbeláez, médico natural de Santa Rosa de Cabal en Colombia, que vino a fines de siglo XIX huyendo de la guerra civil, casó en Junín, Manabí, con Esther María Loor, propietaria agrícola y se dedicó en dicha localidad al desempeño de su profesión.
El 54 participó con crítica en la revista de El Ateneo Ecuatoriano que dirigía Luis Cornejo Gaete. Allí escribían César Dávila Andrade, Pedro Jorge Vera, César Dávila Torres. Presidía El Ateneo Guillermo Bossano Valdivieso. Cristóbal Garcés Larrea, recién llegado de Colombia, trajo el cuento "Ojos de perro azul" de su amigo Gabriel García Márquez, que salió publicado en la Revista del Ateneo por primera vez, aunque después lo han recogido numerosas Antologías del Cuento Latinoamericano.

El 55 hacia vida bohemia en la cafetería "Bambi" de la plaza del teatro y en "La Lonchería Italiana" de la calle Venezuela. En ocasiones se reunía con amigos en "El Bodegón" que funcionaba en el interior del antiguo Cuartel Real de Lima. En la "Bambi" frecuentaba Dávila Andrade con Manuel Monard, Carlos y Vicente Bravomalo, Pedro Jorge Vera, César Dávila Torres. Se hablaba de todo, especialmente de poesía. El 57 asistió al proceso de creación del Boletín y Elegía de las Mitas, pues "el Fakir nos leía el avance de su producción".

El 55 Cornejo Gaete le había presentado al Dr. Germán Alarcón Jaramillo, "abogado de filiación política cefepista, que me solicitó que al día siguiente diera un discurso en el recibimiento del Dr. Carlos Guevara Moreno, Capitán del pueblo ecuatoriano, quien me dijo al oírme: "Vamos a Ibarra", pues tenía que continuar su gira hacia esa población y quería que le acompañara. Desde entonces me favoreció con su amistad. En CFP tuve a cargo la organización interna de los comités en Quito y el 56 intervine en la campaña presidencial en la que Velasco Ibarra apoyó al candidato conservador Camilo Ponce Enríquez, que triunfó frente al liberal Raúl Clemente Huerta por estrecho margen, Guevara Moreno, que en un comienzo había sido alentado por Velasco, terminó siendo víctima del maquiavelismo político, pues le utilizó para debilitar en la costa a Huerta.

"Entre el 56 y el 58 gané una plaza de Interno en la Clínica del Seguro con S/. 750 mensuales de sueldo, fue mi primera ocupación con sueldo, conocí y me enamoré de Sara Grijalva Grijalva que trabajaba allí de laboratorista. Por las noches visitaba y organizaba los Comités Cefepistas mientras el gobierno apoyaba la huelga de los basureros contra la administración municipal guayaquileña del cefepista Luis Eduardo Robles Plaza, quien finalmente tuvo que convocar a un Cabildo Abierto y renunció".

El 58 se graduó de Médico con la tesis "La Esplenoportografía" en 85 págs. bajo la dirección de los Dres. Jaime Ricaurte y Max Ontaneda, conteniendo sus experiencias y estudios radiográficos del Sistema Porta, del tracto digestivo. Ese año contrajo matrimonio con su novia Sara, viajaron a Guayaquil, e instaló su consultorio en la Clínica San Gabriel en Santa Elena y Aguirre. Vivían en la Ciudadela Naval Sur, luego construyeron una villa en Urdesa Central.

El 60 volvió Velasco Ibarra a ganar las elecciones presidenciales. Luis Félix López fue candidatizado a tercer Diputado por el Guayas en la lista de CFP que encabezaron Assad Bucaram y Julio Maestre Celi, quienes resultaron electos y como quedó de primer suplente, solo concurrió al Congreso por poco tiempo.

Un buen día Guevara Moreno fijó su residencia en México y encargó la dirección del CFP a José Hanna Musse, pues comprendía que había pasado su momento histórico. Asaad Bucaram se perfilaba como el nuevo líder populista del país. Efectivamente, el 62 ocupó la alcaldía de Guayaquil. La lista de Diputados cefepistas estuvo conformada por José Hanna Musse, Luis Félix López, Jaime Aspiazu Seminario, Eliecer Pérez Jurado, etc. que resultaron electos. Entonces fue designado Consejero de Estado y representante a la Junta de Defensa del Artesanado, participó en el juicio político iniciado por la compra de armamento inservible y con sobreprecio, llamado por eso mismo El negociado de la chatarra, del cual salieron algunos inculpados, principalmente el Vicepresidente de la República, el Ministro de Defensa Nacional y hasta el Comandante del Ejército.
Hizo oposición al Presidente Carlos Julio Arosemena Monroy y cuando en Julio del 63 se instauró la dictadura de la Junta Militar de Gobierno y Asaad Bucaram partió al exilio en Panamá, Guevara Moreno comprendió que se cernía sobre la República un largo período de opresión y no realizó la Convención Nacional Cefepista en Ambato como se lo había propuesto. Allí pensaba expulsar a Bucaram.

En tan difíciles circunstancias Félix López fue nombrado Director Supremo del CFP, el 64 interesó a los dictadores en la expropiación de la hacienda "El Guasmo" al sur de Guayaquil y para ganarse la vida consiguió la gerencia de los Laboratorios "J. M. Alemán" y las cátedras de Biología y Anatomía en los Colegios Cinco de Junio y Ciclo Educativo Tarqui.

Caídos los dictadores el 66 ascendió interinamente al poder Clemente Yerovi Indaburo, quien no buscó la colaboración cefepista pues seguía las directrices políticas de Galo Plaza, enemigo jurado del partido. El 67 Guevara Moreno quiso boycotear la Asamblea Nacional Constituyente y no presentó candidatos a las elecciones para Diputados. Fue un error, Bucaram salió electo Vicepresidente de la Asamblea y tuvo lucida actuación, haciéndose conocer y respetar del país.

Ese año adquirió una finca en el recinto El Carmen. Su amigo el Ministro de Gobierno Benjamín Terán Varea, le nombró primer Presidente de ese Concejo Cantonal y trabajó para poner fin a la confrontación entre las provincias de Manabí y Pichincha, originada en el abusivo cercenamiento de El Carmen a la primera de las nombradas.

En las elecciones del 68, el guevarismo, como grupo minoritario del CFP, volvió a apoyar a Velasco Ibarra a la presidencia de la República. La campaña fue muy dura y el triunfo reñido. Velasco derrotó por escaso margen al candidato liberal Dr. Andrés F Córdova quien contaba con el apoyo del CFP bucaramista.

Entre el 68 y el 69 Félix López fue Director del Consorcio de Municipios Manabitas, que como no había Consejo Provincial estaba a cargo de la construcción de carreteros y caminos vecinales de la provincia. También fue designado Director del Centro de Rehabilitación de Manabí. Durante su gestión se construyó la presa de Poza Honda, el sistema regional de agua potable de la Estancilla, y se iniciaron los estudios de la cuenca del río Carrizal donde se construiría años después la presa La Esperanza.

El 70 fue designado segundo candidato a Diputado de la lista oficialista de Manabí detrás de Ricardo Bowen Cavagnaro, hijo del Cacique Emilio Bowen; mas, en Julio de ese año, Velasco Ibarra rompió el orden constitucional y no se reunió el Congreso, pero debido a su amistad con el dictador, sorpresivamente ocupó en Agosto la Gobernación de Manabí y allí se mantuvo por dos años, tiempo en el cual se terminaron las obras del hospital de Portoviejo, la tercera etapa del puerto de Manta y su aeropuerto, etc.

El 15 de Febrero del 72 el general Guillermo Rodríguez Lara derrocó a Velasco Ibarra. Las autoridades seccionales fueron cambiadas y lo reemplazó un amigo. Entonces, cansado de los continuos vaivenes de la política nacional, decidió ausentarse a México con su familia compuesta de tres hijos. En Abril ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM. Volvió a la Medicina, siguió estudios de Gastroenterología y Endoscopia, hizo cirugía transendoscópica y ocupó la jefatura del Servicio de Endoscopía en el Hospital General de ciudad Netzahualcoyot, un suburbio aledaño al Distrito Federal.

Ese año participó en el Concurso "Premio Internacional de Novela México" con su trabajo "Los designios" y quedó finalista. Publicada el 74, se conocen dos ediciones más, la de la Colección Letras del Ecuador del Núcleo del Guayas de la CCE del 78 en los tomos 80 y 81 en 165 y 170 págs. respectivamente y la del 93 de la Matriz de la CCE. (2) La novela cuenta dentro del realismo mágico la historia de un Cholo del pueblo de Charapotó llamado Pedro Panta, que contrabandea sal y muere arrejuntado a la ñata Demetria Lino, sucedido por Rafael Fernández que toma a la ñata y continúa la historia.

El 73 se presentó a la Editorial Intersistemas como Editor médico, fue contratado de free lancer para varias publicaciones médicas, tenía que entrevistar, obtener informaciones, etc. El 74 ascendió a editor de la edición mexicana de "Patien Care" -Atención Médica- una de las más importantes revistas especializadas de Medicina del mundo, pues contaba con 26 ediciones internacionales. El 76 se hizo cargo de la edición española en Madrid y el 78 de la venezolana en Caracas. Su trabajo se volvió muy intenso, escribía los editoriales de todas ellas, modelaba las mesas redondas, controlaba las traducciones, el estilo y todo muy profesionalmente. El 80 fue copropietario de la revista cuando se amplió el capital de la empresa que la editaba, pero el 84 vendió sus acciones y volvió a Guayaquil aunque sus hijos permanecieron hasta terminar sus preparaciones profesionales. En el puerto le hicieron un hueco en el techo del container donde traía sus cosas para robarlas y como demoró ocho días en tramitar la sacada, llovió y le entró agua. Destruyéndose la mayor parte de sus libros.

Nuevamente habitó su villa en Urdesa Central y sus amigos Antonio Gagliardo Valarezo y Cristóbal Verduga Cevallos lo llevaron a la Izquierda Democrática en la campaña electoral que Rodrigo Borja perdió ante León Febres Cordero, también instaló la compañía de transporte Aviopacífico y la camaronera Río Hondo en la isla Puná, que terminó vendiéndolas en 1.995 para que sus hijos se independizaran.

En 1.986 publicó en la Editorial El Conejo su novela "El Gorrión canta en la obscuridad" en 123 págs. donde relata varias historias como si fuera una polifonía coral y toman la palabra un desquiciado que opina desde

(2) El jurado estuvo conformado por Miguel Angel Asturias, Mario Llosa, Miguel Otero Silva, José María de Lera.
un hospital Psiquiátrico, un gorrión de ala rota que quiere volar en pareja, una lisiada de poliomielitis que se ama con Pedro Pablo el psiquiatra escribiente que abre y cierra el libro. A veces las historias no se enlazan debidamente, pero en todo caso, sin ser una novela erótica trata siempre del amor con tonos reflexivos.

En la campaña presidencial del 88 formó parte de la cúpula de la I.D. que triunfó con Rodrigo Borja. Designado Subsecretario del Ministerio de Gobierno con Andrés Vallejo Arcos continuó con su sucesor César Verduga Vélez, permaneciendo todo el período de Borja en tales funciones. Como Subsecretario le tocó participar activamente en la pacificación del país a través del pacto con el grupo armado "Alfaro Vive Carajo" que terminó deponiendo su actitud y entregando las armas. Realizó el censo de las obras inconclusas detectando dos mil seiscientas, que se finalizaron en los dos últimos anos del gobierno (90-92) con gran éxito político. El 88 se operó ambos ojos de cataratas.

El 95 publicó en Libresa su colección de cuentos "El Talismán". El 96 dio a la luz en la editorial de la CCE su novela "La noche del rebaño" en 255 págs. sobre el populismo ecuatoriano bajo la óptica de uno de sus protagonistas, concretamente el Dr. Carlos Guevara Moreno.

Está escribiendo otra novela aún sin nombre que tratará sobre la confusión entre la guerrilla y la delincuencia, presumiéndose que la trama se realiza en un país cualquiera de América del Sur.

Su estatura mediana, pelo negro, rostro canela, ojos café. Desde el 2.002 preside el Núcleo del Guayas de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.