VOLVER A LOS TOMOS
.....................................................................................................................................................................

MANUEL AGUSTIN AGUIRRE
POLITICO Y ESCRITOR." Nació en Loja el 12 de Julio de 1903. Hijo legítimo de Agustín Aguirre Aguirre, militar, Capitán en las campañas militares de Esmeraldas de 1913-14, fallecido en 1915 en Loja, derribado de un caballo, y de Antonia Ríos, lojanos.

Estudió la primaria en la Escuela de los Hermanos Cristianos. A los doce años quedó huérfano. Su madre viuda se dedicó a las labores de mano para subsistir con sus hijos de dos matrimonios, los Jaramillo Ríos y Aguirre Ríos.

Entonces siguió la secundaria en el "Bernardo Valdivieso" pero tuvo que interrumpir sus estudios y para ayudar en los gastos de la casa trabajaba por las tardes copiando libros y como aprendiz de sastre con uno de los hermanos Guerrero Varillas. Sus parientes a veces le proporcionaban esporádicas ocupaciones.

El profesor de literatura Clodoveo Jaramillo Alvarado tenía por costumbre ordenar poesías como deberes de casa y luego publicaba las mejores en una revista estudiantil bajo el subtítulo de "Los niños quieren escribir". Por esa época existía un buen ambiente cultural en Loja. Carlos Manuel Espinosa importaba libros y los vendía al costo. "Yo leí el Capital de Marx a los 16 años, en edición pluma, versión de Roses. Fue una lectura difícil pero tuve una tremenda revelación, me informé de todo. Nuevas lecturas profundizaron mis conocimientos políticos y tomé conciencia de la tragedia del hombre ecuatoriano". En 1921 se gradúo de Bachiller e inició estudios de Jurisprudencia en la Universidad de Loja. "El año 25 Pedro Víctor Falconí, los hermanos José Miguel y Alfredo Mora Reyes y yo organizamos una célula socialista que denominamos La Vanguardia. Nos reuníamos generalmente en casa de cualquiera de nosotros, discutíamos de política y sentíamos la pobreza y angustia del pueblo. El 26, el Comité Central de Quito presidido por Ricardo Paredes convocó el I Congreso Socialista. No pudimos viajar pero designamos representantes a Ángel Modesto Paredes y a Benjamín Ruiz Gómez. Ese año terminé el cuarto curso, vendí parte de mi Biblioteca y con ese dinero viajé a Guayaquil. El Jefe de Redacción del Diario El Universo era lojano amigo mío de apellido Ribera, que me contrató de corrector nocturno de pruebas, pero como era muy delgado, las malas noches me hicieron daño y enfermé".

Para reponer su salud regresó a Loja. El 28 se trasladó a Quito a hacer política y estudió los dos últimos años de su carrera en la Universidad Central. El 31 fue perseguido por la policía, regresó a Loja, preparó su tesis doctoral sobre "La Porción Conyugal", se graduó de Abogado, contrajo matrimonio con Teresa Borrero Riofrío, que le acompañó solidariamente en sus luchas hasta su fallecimiento en 1978 a causa de un cáncer a los pulmones.

Ese año de 1931 apareció publicado su libro "Poemas Automáticos" en 69 páginas, en la imprenta Gutemberg de Guayaquil, a donde los había llevado su amigo Clotario Maldonado Paz, clasificados de hai kai japoneses por su cortedad, pero al mismo tiempo de gran fuerza de imágenes. // El viento se desespera /amarrado, amarrado a los árboles /se pica el patio de puntitos negros / como un papel//. Cantos metafóricos de un dolor recóndito traducido en ternura. Poemas ingenuos con notas líricas muy altas de inigualable pureza. “Versos de arte menor tratados con finura, de lo mejor que se haya hecho en nuestra literatura”, porque contienen metáforas de tenso lirismo, cantos a las cosas y a los seres más humildes. Allí está recogida su primera producción; imaginativa, romántica y plena de sonoridad musical, influida por el surealismo de Andre Bretón. Una segunda edición acaba de aparecer en Loja.(1).

En Loja escribió, ejerció el periodismo y como profesional fue penalista primero, luego Agente Fiscal y finalmente Procurador de Sucesiones. El 33 reunió su prosa en "Naipes Críticos", selección de trabajos literarios y políticos principalmente. El 35 editó en Guayaquil su segundo poemario "Llamada a los proletarios" en 34 páginas, "con poesía recia y comprometida con su militancia y credo político, que se vuelve alternativamente delatora y admonitiva". Y en Loja escribió también su tercer y último poemario "Pies Desnudos, poemas de la Infancia” en 335 páginas con poemas de pasión a la infancia que tienen mucho de autobiográfico, aparecido en Quito en 1944, por manos de amigos, lo cual le causó desagrado porque ya estaba entregado totalmente al quehacer político.
A mediado de la década de los treinta el medio le resultaba estrecho y por eso pasó a Quito con su familia, donde instaló su estudio a medias con Pablo Palacio, se dedicó a la rama penal y a pedido de los estudiantes pasó a

(1) André Breton Hijo de un gendarme, nació el 18 o 19 de febrero de 1896 en Tinchebray (noroeste de Francia). Quedó pronto marcado por las obras de Arthur Rimbaud, Paul Valéry y Guillaume Apollinaire.
La literatura hizo que terminara abandonando la carrera de medicina, durante la cual ya fundó la revista “Littérature” con sus amigos Louis Aragon y Philipe Soupault.
En ella público el escritor sus primeros textos automáticos. “Los campos magnéticos” y “Monte de Piedad”, y sus primeros poemas.
Poco después inició su colaboración con el fundador del dadaísmo., Tristan Tzara, pero esta no duró mucho tiempo y del nihilismo Bretón pasó a la exploración del automastismo y al estudio del inconsciente freudiano, a cuyo descubridor conoció en Viena, en 1921.
En 1924 escribió el “Manifiesto el surelismo” y en su intento de cambiar la vida, él y sus amigos decidieron comenzar una militancia en el Partido Comunista que concluyó, definitivamente, hacia 1935.
Entre sus obras más conocidas figuran “Nadja”, “Los vasos comunicantes”, “Punto de día” y los poemas “El aire del agua” y “L’amour fou”.
Para este amante de los viajes, que recorrió México, Canadá, las Antillas, Estados Unidos o las españolas Islas Canarias, el mundo de lo oculto empezó a ejercer una gran atracción a partir de 1946.
En torno a estos nuevos temas de inspiración escribió “El arte mágico”, “Signo ascendente” y “El surealismo y la pintura” en los años anteriores a su muerte, ocurrida el 28 de septiembre de 1966.
enseñar castellano en los primeros cursos y Literatura Universal, Latinoamericana y Ecuatoriana en los años superiores del colegio Mejía con S/. 320 mensuales de sueldo. "Fui nombrado por el rector Carlos Andrade Marín y reemplacé a Gonzalo Escudero".

El 38, cuando se expidió el Código del Trabajo, dictó esa materia en la Facultad de Jurisprudencia hasta el 40, que pasó a la recién creada Escuela de Ciencias Económicas como profesor de Economía Social. Ese año fue electo Secretario General del Partido Socialista Ecuatoriano y el 15 de Noviembre dictó una Conferencia en la Universidad Central sobre "Literatura Hispanoamericana", que salió publicada en 20 páginas, mientras preparaba una “Historia de la Literatura Ecuatoriana” que nunca apreció, aunque dictaba la cátedra de Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la U. Central.

El 41 fue cancelado por Decreto Ejecutivo como profesor del Mejía "por haber denunciado a los intereses económicos de las grandes empresas petroleras transnacionales como la verdadera causa de la invasión peruana". Entonces los abusos del arroyismo no tenían límites, y todo se aceptaba en aras de un fementido panamericanismo.

En 1942 el Decano de Jurisprudencia de la Universidad Central pidió a los dirigentes de cada partido que expusieran sus idearios. Aguirre dio unas charlas en la Facultad de Filosofía y Letras y Ciencias de la Educación de la Universidad Central que tituló: "Lecciones de Marxismo o Socialismo Científico", que amplió y recogió en dos tomos en 1950. Por esa obra se le considera el mayor teórico marxista que ha producido el Ecuador. Hernán Rodríguez Castelo dice sin embargo, de estas lecciones, que fueron escritas en estilo prosaico.

Ese año se independizó la Escuela de Ciencias Económica para transformarse en Facultad de Economía y fue electo su primer Decano. En dichas funciones permaneció ocho años hasta 1950 y tuvo a cargo la cátedra de Historia del Pensamiento Económico. Mientras tanto la situación política se había agudizado y entró a la oposición activa con fulminantes hojas sueltas y encendidos discursos. El Presidente Arroyo respondió con una encarnizada persecución y tuvo que pasar a la clandestinidad, viviendo en casas de amigos obreros, pues su domicilio permanecía permanentemente cercado por la pesquisa y su familia era vigilada muy de cerca. Mas, lejos de amilanarse, comenzó a publicar los periódicos "Acción" y "La Verdad" y en 1943 integró el bureau político de "Acción Democrática Ecuatoriana" ADE. que lideraba en Guayaquil Francisco Arízaga Luque con elementos del liberalismo disidente, del socialismo, comunismo, vanguardia socialista y aun del conservadorismo. Se ha dicho que esa militancia política terminó con sus afanes literarios.

Triunfante la revolución del 28 de Mayo de 1944 fue citado con Juan Isaac Lovato y Camilo Ponce Enríquez al cuartel de La Magdalena donde se encontraban todos los oficiales reunidos. Fueron recibidos por el Coronel Pedro Pablo Borja en la puerta, quien les dijo: "Los he llamado para comunicarles que los oficiales me han elegido Jefe Civil y Militar del Norte, Centro y Sur de la República y les doy media hora de plazo para que retiren a la gente de las calles". Después nos enteramos que ya había mandado a publicar la proclama de su dictadura en el Comercio y el Día... Yo fui el primero en salir de la sorpresa y dirigiéndome a los oficiales socialistas les increpé su proceder, pero el Coronel Chiriboga Ordóñez aclaró las cosas asegurando que todo era un mal entendido. "Esto no es una dictadura. Solo hemos nombrado un Jefe General y no un dictador". Yo le contesté: "Señores, no vamos a retirar las masas, tendrán que asesinar al pueblo en las calles si Uds. quieren hacerlo". Y allí fue el final de tan ridícula dictadura. Borja fue preso y la proclama salió solamente en El Día, pues El Comercio dio pie atrás".

En Julio fue obligado a aceptar la representación funcional de los trabajadores a la Asamblea Nacional Constituyente que se instaló el 10 de Agosto. Francisco Arízaga Luque fue electo presidente de la Asamblea y Aguirre primer Vicepresidente, en reñida lid con el conservador Manuel Elicio Flor Torres.
Dentro de sus funciones formó parte de la Comisión presidida por Carlos Cueva Tamariz que formuló el proyecto de Constitución Política del 45, y al ausentarse Arízaga a la Embajada de Venezuela, le correspondió a Aguirre presidir la Asamblea.

Durante el proceso de vuelta a la democracia activa, el partido Socialista Ecuatoriano que dirigía y el Comunista, se empeñaron en organizar la Confederación de Trabajadores del Ecuador (CTE.) y fue electo Asesor Económico y Jurídico, cargo que desempeñó por más de cuarenta años pues siempre permaneció ligado a las clases trabajadoras.

El 45 adquirió una pequeña villita en la Cuero y Caycedo, barrio Belisario Quevedo. Ese año el presidente Velasco, por medio de su Canciller Ponce Enríquez, le mandó a ofrecer la Embajada en la Unión Soviética. Las Izquierdas presionaban en tal sentido y Velasco puso por condición para abrir relaciones, que Aguirre nos representara, pero éste se excusó porque comprendió que se trataba de una zancadilla política para debilitar la Asamblea y además se encontraba muy atareado dirigiendo al recién fundado diario "La Tierra".

A mediados de Marzo del 46, el Ministro de Gobierno Carlos Guevara Moreno le hizo raptar una mañana en que tranquilamente se encaminaba a dictar sus clases en la Universidad. Nadie se enteró de ese crimen y su desaparición constituyó un misterio. Los pesquisas lo mantuvieron incomunicado ocho días en el Penal, dando tiempo a que Guevara proclamara la dictadura Velasquista del 30 de Marzo, que desencadenó una violencia militar y policial contra las izquierdas. Los Talleres del diario La Tierra fueron incendiados y destruidos y se apresó y torturó a numerosos dirigentes obreros y estudiantiles. La familia Aguirre estaba desesperada y todos pensaban que había ocurrido lo peor; mientras tanto, Guevara había ordenado que condujeran de madrugada al ilustre raptado, hacia un cuartel que estaba frente al Campo de Aviación y a la noche siguiente lo mandó a Talara en el Perú, sin papeles y con sólo S/. 5 en el bolsillo y una manzana que alguien alcanzó a darle de pura caridad, pues en ocho días solo le habían proporcionado agua. Hay que aclarar que la Policía peruana fue cómplice de esa villanía, pues actúo de común acuerdo con la ecuatoriana.

............................................................................................................................................................................