VOLVER A LOS TOMOS
...................................................................................................................................................................................

Conducido a Lima en un bus, logró contactarse con algunos miembros del socialismo de ese país que le dieron ropa, alojamiento y dinero. Dos meses después y solo con una tarjeta de residente otorgada por la Cancillería peruana, pasó a Chile ilegalmente, pues no tenía pasaporte. Era presidente de ese país Gabriel González Videla que gobernaba con el apoyo de los radicales. En Santiago asistió a la II Conferencia de partidos Socialistas y Populares y se enfrentó con Víctor Raúl Haya de la Torre que defendía la tesis antifeudal y antimperialista de APRA frente a la Marx ista-Leninista que sostuvo Aguirre. Luego dictó un Curso de Verano en la Universidad Nacional de Santiago, explicativo de la Constitución ecuatoriana del 45.

A fines del 46 regresó de incógnito a Quito retornando a la lucha, esta vez contra Velasco, que cayó el 47 víctima de sus errores políticos, cuando el Ministro de Defensa Coronel Carlos Mancheno Cajas se proclamó dictador. A la semana siguiente los militares desconocieron el golpe y Mancheno se retiró del poder. Entonces Aguirre se opuso a la conformación de un triunvirato Civil de gobierno, de elementos burgueses y banqueros como Humberto Albornoz y el dirigente Luis Maldonado Tamayo. Finalmente asumió el poder en forma interina Carlos Julio Arosemena Tola, también banquero, eso llevó a Aguirre a reordenar sus ideas políticas, radicalizando al Partido Socialista por los caminos de la revolución. A ese período corresponden numerosos trabajos suyos sobre teoría marxista y dirigencia sindical.

El 50 se opuso inútilmente a la colaboración del socialismo con el gobierno de Galo Plaza. El Partido se dividió en dos alas, la izquierdista de Aguirre que no hacía concesiones y los colaboracionistas o ministeriales con Carlos Cueva Tamariz, Colón Serrano Murillo, Carlos Zambrano Orejuela, Gonzalo Oleas Zambrano y Juan Isaac Lobato entre otros.
Ese año editó sus "Lecciones de Marxismo" expuestas desde el 42. El tomo I trata sobre la cuestión económica en 318 páginas y el II sobre la Superestructura, el Estado y el Derecho. Vivía en una antigua casona en la Cuero y Cayzedo. Los años cincuenta fueron asendereados, en constante oposición al velasquismo y al poncismo.

Al triunfar la revolución cubana en 1959 fue invitado a La Habana donde le recibió Fidel Castro. Posteriormente ha visitado por dos ocasiones la isla. Ese año publicó "Revolución burguesa o socialista para América Latina y el Ecuador", obra reeditada continuamente en varios países con el título abreviado de "América Latina y el Ecuador".

El 60 editó el I Tomo de "Apuntes para la Historia del Pensamiento Económico" tomados en taquigrafía por su hija Lía Graciela cuatro años atrás, contiene las sociedades precapitalistas, las capitalistas y el II los Clásicos y Marx, salió el 62. Este texto ha conocido ocho ediciones, la ultima ha resumido ambos tomos en un solo volumen de 718 páginas.

Entre el 61 y el 63 ejerció el Vicerectorado de la Universidad Central durante el rectorado del Dr. Alfredo Pérez Guerrero. La dictadura de la Junta Militar de Gobierno de ese año le canceló por decreto, tanto del Vicerectorado como de la Cátedra en la Universidad Central. Incluso, uno de los dictadores, el General Gándara, agente a sueldo de la C.I.A: ordenó su prisión en el Panóptico, donde permaneció Aguirre dos meses incomunicado, su villa fue asaltada y los militares se robaron la mayor parte de sus libros aduciendo que era material subversivo.

Una vez en libertad, creó el Partido Socialista Revolucionario Ecuatoriano PSRE con los sectores obreros, pero se negó a ser su Secretario General, aceptando únicamente una Asesoría Política. Los Socialistas Ministeriales se quedaron con la inscripción política y unos cuantos hasta colaboraron con la dictadura al final de ella. El partido conoció su peor crisis histórica.

El 65 concurrió a un Congreso de la Paz celebrado en Pekín y al retornar por Roma le aconsejaron que tome la vía Madrid - La Habana. Una vez en la capital española se alojó en un hotel pero esa noche fue detenido por la policía secreta franquista, que lo mantuvo cinco días desnudo totalmente y sin comer, en el interior de una mazmorra, dizque investigándole. Después de eso lo mandaron con vigilancia y sin explicaciones al aeropuerto y lo embarcaron directamente al Ecuador.

Cuando cayó la dictadura el 66 fue restituido por Decreto a su cátedra universitaria y construyó una villa en la Avda. de los Shiris N° 267, en terrenos que eran de una Cooperativa de profesores, en el sector del Batan. El 68 dio a la luz "Las ideologías económicas y su papel en América Latina". El 69 publicó su ensayo "Imperialismo y Militarismo en América Latina" en 80 páginas, desenmascarando a la clase militar, brazo armado del imperialismo yanqui en América. Esta obra ha sido reeditada en Uruguay, Colombia, etc.

Ese año fue candidato único al rectorado de la Universidad Central, funciones que ejerció hasta el 70, promoviendo la segunda reforma Universitaria que preconiza la enseñanza de la teoría marxista. En esta etapa de su vida se convirtió en el más importante exponente del comunismo universitario del país. Entonces nuevamente Velasco proclamó su dictadura. Aguirre cayó preso por tres meses en el Panóptico y perdió el rectorado de la Central. "Velasco me mandó a decir varias veces que si quería salir al exterior, podía hacerlo, pero no le acepté. Al final, fui el último detenido en abandonar el Penal, después que liberaron al rector de la Universidad de Cuenca".

Reintegrado a su profesión de abogado, que nunca había descuidado, se jubiló como profesor universitario aunque con sueldo incompleto, "para disponer de mayor cantidad de tiempo para combatir al dictador con la revolución violenta".

El 73 dio a la luz "La Segunda Reforma Universitaria, selección de Documentos", en 412 páginas, señalando la necesidad de un cambio de planes y programas de estudios. El segundo tomo apareció en 1988 con el título de "Universidades y Movimientos estudiantiles" en 374 páginas. Ambas obras contienen el análisis certero de un viejo y experimentado maestro sobre problemas nacionales de fondo.

El 78 dictó una Conferencia en la Casa del Obrero, de la Federación de Trabajadores del Pichincha, titulada "La Masacre del 15 de Noviembre y sus enseñanzas" que editó en 31 páginas, ensayo calificado simplemente de ejemplar.

En Septiembre del 79 y para el Seminario de Teoría del Desarrollo del U.N.A.M. celebrado en Méjico, fue estudiado su pensamiento dentro de la teoría marxista. Fruto de ello fue un ensayo en 11 páginas. El 80 viajó a la Unión Soviética y editó "El Che Guevara, aspectos políticos y económicos de su pensamiento" en 92 páginas con tres ediciones hasta hoy. EI 85 apareció "Marx entre América Latina" en 200 páginas con la historia de la ideas socialistas en el Ecuador y en general de América Latina. Además es autor de otros muchos ensayos y conferencias tales como "Dos sistemas, dos mundos" en 266 páginas y tres ediciones. El ideario del P.S.R.E. sus fundamentos y diferencias con los partidos comunistas del Ecuador, "El carácter de la revolución ecuatoriana", "El problema de la razón en la concepción dialéctica del Marxismo" "La trayectoria del irracionalismo y su culminación en el nazifascismo según Luckacs", por todo ello el Dr. Jorge Salvador Lara le acusó de ser un sumiso teórico pro soviético.

Escribía poemas de repente y solo para descansar, pero leía mucho y trataba de estar actualizado en todo. Tuvo grandes dotes líricos y pudo ser el gran poeta para lo cual se preparó pero la política le desvió sus rumbos y le truncó por caminos prosaicos y pedagógicos en los que sin embargo también triunfó. Alto, grueso, piel canela, ojos y pelo negros y lacio, hablaba fácilmente como buen profesor y con verdadera convicción. Conservaba la novela inédita de su amigo Enrique Terán, "Tierra de Espanto", que éste escribiera hace más de medio siglo, con un estudio introductorio.

Falleció en Quito el 15 de Septiembre de 1992 a la avanzada edad de 89 años.

En términos generales su vasta obra constituye un avance precursor para establecer que el término marxista no solo incluye las grandes figuras históricas, sino también a las de otros revolucionarios que han contribuido al enriquecimiento del marxismo, de allí que su latinoamericanización es un imperativo histórico para estos pueblos. A esa conclusión llegó luego de examinar el fracaso de la doctrina comunista stalinista, que al ser transplantada mecánicamente, se quedaba en el aire de las simple abstracciones, por no encajar en una realidad como la nuestra, tan distinta. La dicha ruptura, entre la teoría transformada en ideología y la realidad, ha acarreado numerosos fracasos. También ha preconizado en sus libros que hay que desechar las revoluciones por etapas, partiendo de la francesa hasta llegar al socialismo, pues no llevarán a ningún cambio permanente. El marxismo es pues, como teoría, una vía para obtener la supresión de la explotación del hombre sobre el hombre y de unas naciones desarrolladas sobre otras en vías de desarrollo.

Manuel Agustín Aguirre está considerado el más grande teórico marxista-leninista del país y su influencia ha sido decisiva en la formación del pensamiento de las clases universitarias de los años 50 al presente. Sus libros, densos, serios, voluminosos y llenos de explicaciones teóricas fueron los únicos textos marxistas que se conocieron en aquellas épocas y siguen siendo los más leídos hasta la presente, pues las numerosas ediciones así lo prueban. Sus "Lecciones de Marxismo" y sus "Apuntes para la Historia del Pensamiento Económico", obras fundamentales en las letras patrias del siglo XX, le presentan como un pensador preocupado de las realidades de América Latina y del Ecuador, atento a los cambios complejos de la economía.
Aguirre en la teoría pura y Pedro Saad en el manejo de la realidad a través de las estadísticas, conforman el punto más alto de la exposición científica de la ideología marxista en el Ecuador.

La única crítica que se ha formulado a sus primeras obras es que centró exclusivamente su atención en los principios, el dogma y la teoría, en suma, en lo ideológico; sin considerar esa teoría como herramienta de análisis de la realidad concreta ecuatoriana, de suerte que fijó al marxismo como algo etéreo e intangible cuando debió ser lo contrario.

En lo personal era el hombre más bueno sencillo, agradable y simpático que he entrevistado. Una especie de abuelito querendón con sus alumnos y así me vio, a pesar que ya pisaba los 50 años pero él iba para los 90 y nos separaban dos generaciones.

Tienes la muerte en los ojos,
indio pequeño, Gabriel;
cara de tierra cavada
y tristeza de ciprés. (...)
Lo trajeron de Jipiro
lo entregaron por papel;
ya le pusieron la marca
del niño Víctor Manuel...

...............................................................................................................................................................................
<< 1 2 Anterior